Necesito un lote de escapadas de estas del Corte Inglés.

¡Dios! Son en estos momentos en los que estás sumergido en medio de un “cuatrimestre” en los que valoras los pequeños viajes relax. Esas escapadas que cuando las planteas suenan tan, tan, tan bien. Noviembre es ese mes deprimente que esta demasiado lejos de las vacaciones de verano y lejillos de las vacaciones de diciembre. Es un aburrido puente de paso. Y es el típico mes en que ya el trabajo, los estudios, te desbordan… Y los profesores.

Es tan patético pertenecer a la UCO (sí, Universimierda de Córdoba). Estamos todos tan uniamargados que creo que uno de estos días en vez de ir en tren al Campus nos llevarán en coche fúnebre. Me cuesta tantísimo ir a clase… Contando con que tengo que meterme 30 minutos de caminata porque, sí, señores, en la estación RENFE roban las bicis universitarias que sus pobres dueños dejan allí, rodeadas de un número aproximado de 800 cadenas, con la esperanza de poder volver a casa luego por la noche. Quiero ir en bici, pero no quiero. Como no vengo calentita después de las magníficas clases de mi plan de estudios, sólo me faltaría ver que mi bici (que me tendría que comprar yo de mis escasos y desérticos ahorros) no está y que me han dejado las cadenas de recuerdo en el suelo cortadas. Es un hecho real, los ladrones cordobeses son la mar de considerados y atentos. Así que nada, camino y camino y camino, y camino con 40 grados en junio, y camino con 6º en diciembre y camino con lluvia.

Cojes el tren, que más que un tren parece una locomotora de principios del siglo XIX, 24.95 euros de abono mensual y te lleva a ese magnífico lugar llamado Rabanales. Y mueres. Con sus magníficas caca-instalaciones informáticas y sus pretensiones de meter a 139 personas en un aula de 25 alumnos. ¡Ole tú! ¡Ole tú!

Y ya cuando se trata de hablar de profesores…

Ay, dios…

De modo que he decidido que necesito un cambio de aires, de gente, y de ambiente. Así que me parece que en lugar de la Ruta, me iré a hacer una ruta por Torremolinos a ver qué se cuece por allí.

PD. Hacer un blog de la Ruta tiene tan poco sentido si no tienes dinero ni posibilidad de hacerla que estoy pensando en cambiar el título. Lo llamaré: Los viajes de mi vida. ¡Oh! Qué glamour, qué saber estar, qué qué qué…

Anuncios

Acerca de l02vajom

Viajar - Tocar la guitarra - Reír - Las pequeñas cosas de la vida - La gente natural - La fotografía - La música - El mar -
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s