“Ya están aquí, ya han llegado…” (susurro)

Dios mío. Aquí estoy, atrapada en la última semana de exámenes “septiembreños”. 5 días para terminar. Sólo cuatro exámenes más y fuera. Llevo todo el verano sin descansar, aislada del mundo en los lugares más recónditos de la Tierra, entre los que destaco pueblecitos perdidos de Córdoba donde prima el aburrimiento, las calles fantasma, los abueletes y la no gente joven en general. Fui enviada por mis padres allí, cual despojo humano para estudiar y “aprovechar el tiempo”. A ver, aprovecharlo, lo aprovechas. El problema es cuando son las 9 de la noche y dejas de estudiar y te preguntas ese “¿Y ahora qué hago yo?”. Te lo preguntas a tí misma, porque tus abuelos (tutores durante un mes) están en el cine de viejunos y no llegan hasta las 12. Tu cerebro te responde “Pon la tele” (el único aparato electrónico de la casa). Bien. Mi mayor diversión durante un mes fue ver Los Simpsons cada noche como regla general. Me hacía la cena y cenaba sola la mayoría de los días. Me sentía Bear Grylls. Podía sobrevivir a aquello. Sólo necesitaba 5 calorías de diversión para aguantar una semana más.

En serio, PATÉTICO.

Entonces, después de tres meses en ese tipo de estados cognitivos… te preguntas “¿Qué haré con tanta libertad?”. Realmente tengo miedo a que llegue el viernes y salga de mi último examen y me “desestrese”. ¿Me volveré loca? ¿Actuaré en plan Blink 182: me quitaré los pantalones, la camiseta y correré desnuda por el campus? Mi cerebro aún no lo ha decidido.

Me siento como Tim Robbins en la película Cadena perpetua.

De modo que tal vez, para replantear mis ideas (no universitarias), deberé hacer una lista de las mías de “Cosas que hacer cuando sea libre“:

-Pintar un cuadro

-Ir al pub La Rivera

-Hacer una sesión de fotos con mi amiga abandonada Y

-Exigir una cámara réflex a mis padres donde ellos contribuyan con la mitad del dinero. Una especie de regalo de reyes anticipado. Pero la necesito YA.

-Arreglarme y salir de fiesta

-Echar un billar

-Tocar la guitarra (mi pobre pobre y desamparada guitarra)

– Correr semidesnuda por el Campus (está todavía por decidir)

El caso es que necesito ideas, pero tengo tantos saberes de Coseriu, tantos operadores boleanos, tantas ortotipografía, y tantos audios de la BBC online en la cabeza, que no consigo pensar con claridad todavía. En serio, sálvese quien pueda.

Anuncios

Acerca de l02vajom

Viajar - Tocar la guitarra - Reír - Las pequeñas cosas de la vida - La gente natural - La fotografía - La música - El mar -
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s